Bienvenidos

Este Blog se crea con la intención de compartir conocimientos, experiencias, vivencias y expectativas referentes a la practica de enfermería en los servicios de neonatologia.
A traves de estas nuevas herramientas que nos brinda la tecnología actual, queremos contribuir a la formación, divulgación y actualización de los conocimientos de quienes nos desempeñamos en la practica neonatal, fortaleciendo de esta manera nuestro accionar diario, sustentándolo con el fruto compartido de la experiencia y los avances científicos mas recientes.
Quedan pues invitados todos aquellos que quieran compartir sus conocimientos y experiencias.

domingo, 10 de enero de 2010



Monitoreo del Recién Nacido 1:


Temperatura Corporal.

La capacidad de mantener la temperatura corporal profunda constante ante los cambios de temperatura ambiente (homeotermia), bien desarrollada en los mamíferos adultos, se encuentra también presente en los RN pero el rango de termoneutralidad al que responden con eficacia es mas limitado.
En los recién nacidos la pérdida y ganancia de calor varían de acuerdo a varios factores:
La superficie corporal, el tono vasomotor periférico y la cantidad de tejido subcutáneo, el escaso aislamiento térmico, la masa corporal pequeña, la escasa habilidad para cambiar de postura, la imposibilidad de tiritar para mantener calor, el no poder modificar su vestimenta como respuesta al stress térmico , constituyen todas ellas desventajas para la termorregulación, también pueden tener condicionada la capacidad de termorregulación por hipoxia, intoxicación farmacológica o enfermedades subyacentes.

La producción y disipación del calor se regulan por termogénesis y sudoración, los neonatos tienen un sistema sensorial que les permite apreciar la temperatura ambiental a través de receptores cutáneos; el área trigeminal de la cara es altamente sensible al frió y al calor, al detectarse enfriamiento por estos receptores, se origina una rápida respuesta metabólica.
El sistema de control central actúa a través de receptores hipotalamicos que aun no están ajustados a una temperatura fija e invariable.

Termogénesis:
Esta se manifiesta en respuesta al frió, su acción esta mediada por catecolaminas que generan calor sin producir escalofríos, los neonatos tienen una reserva calórico energética que se denomina “grasa parda” es una sustancia altamente especializada y muy vascularizada, ante el descenso de temperatura en el neonato los receptores de la piel producen un aumento en la producción de noradrenalina, la que desencadena una serie de reacciones metabólicas en la grasa parda, liberando glicerol y ácidos grasos hacia la circulación, obteniendo como resultado la producción de calor.


Sudoración:
Esta tiene como objetivo disminuir la temperatura corporal; los neonatos tienen mayor cantidad de glándulas sudoríparas por unidad de superficie corporal en relación con los adultos, pero su efectividad es inferior, por ello un neonato ante un ambiente caluroso corre el riesgo de padecer hipertermia y deshidratación.


Ambiente térmico neutro:

Se define como el rango de temperatura dentro del cual un neonato se mantiene normotermico con un índice metabólico mínimo; esto quiere decir con un mínimo consumo de oxigeno; por debajo de dicho rango, será necesario brindar una respuesta metabólica al frió para reemplazar la perdida de calor.


Datos a tener en cuenta:
  • Los pacientes con un índice metabólico bajo (cardiopatías) necesitan de una temperatura ligeramente más alta para lograr la termorregulación.
  • La humedad ambiental incrementa el efecto del frió o del calor sobre los organismos.
  • Los RN prematuros tienen aumentada la pérdida de calor por evaporación.
  • Exponer la cabeza, la cara, las manos y los pies a temperaturas frías (ej. Oxigeno frió, nebulizaciones) disminuye la temperatura corporal con mayor rapidez.
  • La temperatura normal de un neonato es: axilar 36,5ºC-37ºC; rectal 37ºC-37,5ºC.



Acciones de enfermería para evitar perdidas de calor:

Fundamental: mantener un ambiente térmico neutro.

  • Secar al recién nacido con compresas calientes inmediatamente después del parto y es aconsejable dejar el baño corporal tibio para varias horas después del nacimiento.

  • Cuando el RN es pretermino, colocar gorro y mantas plásticas para evitar la perdida calorica por convecciòn.

  • Realizar cualquier procedimiento o exploración bajo calor radiante servo controlado
  • Calentar previamente sabanas y cualquier superficie que entre en contacto directo con la piel del neonato.
  • Cuando un RN requiere oxigeno suplementario este debe estar correctamente calentado a una temperatura ligeramente inferior a la temperatura ambiente  requerida para la termorregulación.
  • Si un bebe presenta hipertermia o hipotermia, los controles de temperatura deberán efectuarse cada 30 minutos hasta su normalización térmica.


Consideraciones especiales:

  • Un RN críticamente enfermo deberá colorase en una cuna abierta con calor radiante servocontrolada (servocuna), para facilitar el acceso al mismo durante los procedimientos.
  • Un RN prematuro clínicamente estable deberá colocarse en una cuna cerrada (incubadora)  cuya temperatura deberá correlacionarse con la del bebe, (un aumento en el requerimiento calórico puede indicar deterioro clínico).
  • Durante los controles deben utilizarse las puertas laterales de las incubadoras a fin de evitar cambios bruscos en el microclima.
  • Si un RN debe ser trasladado, el traslado se realizara en una incubadora de transporte, siempre con la previa estabilización térmica del paciente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada